Una corte de rosas y espinas, de Sarah J Maas

SINOPSIS: Feyre, una cazadora de diecinueve años, mata a un lobo en el bosque. Como consecuencia, una criatura monstruosa llega buscando venganza y la arrastra a una tierra encantada que solo conoce a través de las leyendas. Allí descubre que su captor no es un animal, sino Tamlin, uno de los letales fae. En su cautiverio, se dará cuenta de que lo que siente por él pasa de la fría hostilidad a una pasión que arderá a pesar de las advertencias que ha recibido.


ATENCIÓN, LA OPINIÓN PERSONAL CONTIENE SPOILERS LEVES DE ALGUNOS ACONTECIMIENTOS QUE TIENEN LUGAR EN EL LIBRO. NO SE DICE NADA GORDO PERO SÍ ALGUNOS DETALLES DE LA TRAMA QUE, SI NO QUERÉIS SABER, ES MEJOR QUE NO LEÁIS. EL QUE AVISA NO ES TRAIDOR.


Todas las imágenes de este post son de Charlie Bowater, podéis ver su trabajo en DevianArt en el siguiente enlace: http://charlie-bowater.deviantart.com/

OPINIÓN PERSONAL: Empecé a leer este libro tras ver todo el hype creado en instagram por la tercera entrega de la saga. Todo el mundo estaba como loco ante la inminente llegada de este libro así que ¡no quería quedarme atrás! Y he de decir que NO ME HA DECEPCIONADO. La historia es de esas que te enganchan y no te sueltan hasta que llegas a la última página (he de decir que soy una amante de la fantasía así que maravilloso). Todo el libro está escrito de tal forma que puedes ver perfectamente en tu cabeza cómo son las cosas, es más, me ha sorprendido la exactitud de los distintos fanarts que he ido encontrando con mi idea de los distintos personajes, y las descripciones no hacen que el libro se te haga pesado. Toda la atmósfera de los distintos lugares hacen que sea una lectura bonita y muy muy emocionante. Una cosa que me encanta de la protagonista es su determinación. Ya desde el principio, Feyre es una chica independiente que tiene que sacar a su familia adelante, a pesar de ser la pequeña de la casa. Una vez llegada a Prythian, ella se niega a conformarse con su situación, llegando al fondo de las cosas y descubriendo la verdadera naturaleza de Tamlin, Lucien y el resto de la Corte Primavera.


Adoro el lugar que ha creado Sarah J Maas, que la mayor parte de las veces me recuerda a Narnia (soy MUY fan de Narnia) y otras me lleva a Juego de Tronos. Ha sido increíble sentir el espíritu de cada tierra, sus ideales, ver los paisajes maravillosos de las distintas cortes, e imaginar, sobre todo imaginar, porque este libro invita a eso.


Tamlin... es mucho Tamlin. Tan apuesto, elegante, seco en un principio, volcado con la seguridad de Feyre (aunque ahora hablaré de eso), tan enamorado de la chica humana... Y sin embargo, he de decir que me inclino por Rhys. A pesar de ser un tipo ciertamente odioso en ciertos momentos (maldita Amarantha, de verdad), según van avanzando los acontecimientos se puede ver su lado más humano, su verdadero interés por la seguridad de Feyre y por acabar con Amarantha. Incluso a veces sentía verdadera pena por él, por la situación que ha vivido.


La sobreprotección es un tema que me toca la fibra. Es cierto que Tamlin no la pone limitaciones en un principio, pero después decide enviarla lejos de su reino para evitar que la ocurra nada. Creo que Feyre hizo lo que debía hacer al defender aquello que amaba en realidad, aunque tuviera que enfrentarse a varias horribles pruebas (maldita Amarantha, de nuevo)




PERSONAJE FAVORITO: Tengo muchas dudas... Todos los personajes están magníficamente construidos, siendo fieles en todo momento a su personalidad y con unos rasgos muy marcados. Admiro la fortaleza de Feyre, la dedicación de Tamlin, la lealtad de Lucien y el corazón de oro (oculto) de Rhys. Pero me quedo con Rhys y sus tatuajes.

LO MEJOR: El hecho de que sea la chica la que salve al chico, y los ideales y la moral tan fija y segura que tiene Feyre.
LO PEOR: Lo siento, pero no se me ocurre nada.

PUNTUACIÓN FINAL 4'5 de 5. Es IN-CRE-I-BLE, pero como Una corte de niebla y furia me ha gustado AÚN MÁS, tengo que dejar algo de margen para poder darle más puntuación jajaja

Comentarios

Entradas populares